Competencias para la sociedad red: ¿un reto individual?

 En Crecer con el coaching

En los últimos 20 años las TIC, Tecnologías de la Información y la Comunicación, se han incorporado masivamente a la vida laboral y, para su uso y aprovechamiento, han sido necesarios importantes cambios en los procesos organizativos. Esto nuevo contexto de trabajo en red dibuja un nuevo perfil de trabajador, el trabajador del conocimiento, un trabajador moderno “siempre conectado”.

Desde los departamentos de recursos humanos se ha tratado de evitar las resistencias de los trabajadores a la alfabetización tecnológica. Además, no hay duda de que el enriquecimiento de los puestos de trabajo del conocimiento, que trabajan en red, ha sido enorme, lo que facilita la motivación de la plantilla. El cambio de modelo ha sido continuo, rápido y atractivo… pero a la vez de una envergadura que quizás no hemos sabido analizar suficientemente.

El desarrollo de competencias para desenvolverse en la sociedad en red, tanto individual como colectivamente, es uno de los pilares fundamentales en las estrategias organizacionales. Se habla de e-awareness; technological literacy; informational literacy; digital literacy and media literacy como elementos clave para la construcción de la competencia de trabajo en red a través de las TIC.

Sin embargo la esperada mejora del rendimiento que los entornos de trabajo con uso intensivo en TIC debían tener, no se está produciendo, es más, hay estudios que empieza a demostrar que el modelo de conexión permanente, dispersa hasta tal punto la atención que la productividad disminuye. Y en paralelo, la imagen del trabajador del conocimiento como alguien desbordado y estresado empieza a ser la más habitual.

Parece que dominar las TIC es solo el primer paso. Los conocimientos, habilidades y experiencia demostrable para ser un buen trabajador en red, van mucho más allá. En el Grupo de Investigación de Organizaciones Sostenibles, GIOS, hemos definido un modelo de competencias red agrupadas en tres bloques.

http://competenciasgios.wordpress.com/

En primer lugar están aquéllas que son necesarias para desenvolverse en entornos de red, que incluye las competencias más instrumentales: el conocimiento de las TIC, la gestión de la comunicación efectiva en la distancia, gestión de la información, la gestión del tiempo asíncrono o el control de la atención. Son competencias imprescindibles para trabajar en un entorno tecnológico, siempre conectado.

En segundo lugar están las necesarias para mantener el equilibrio de roles. Engloba las competencias necesarias para reducir las tensiones nocivas en una red y para motivar y estimular el trabajo en equipos en red, ejerciendo liderazgo red. Se apoya en las competencias personales, sociales, y para el trabajo en grupo. Estas competencias no siempre son suficientemente estudiadas porque tendemos a pensar que las mismas competencias que nos sirven para ser buenos miembros de equipo, o directivos, en un entorno presencial, sirven para trabajar en red, y eso es cierto solo en parte.

Y por último están las capacidades generativas de red, que posibilitan el desarrollo de innovación, creación de valor y trabajo multiactor en entonos en red. Este bloque de competencias tienes una particular incidencia en el éxito de las redes interorganizativas porque son aquellas que permiten dar respuestas adecuadas en entornos complejos, cambiantes y diversos. Frente a modelos tradicionales de planificación, orden y gestión, la sociedad red abre escenarios tan variados y veloces que la planificación sistemática, el orden previsto y la gestión programada, pueden ser necesarios pero no suficientes para la toma de decisiones cotidianas. Incluye competencias tales como la capacidad para crear y cuidar redes de trabajo, visión sistémica en red, y simplificación de la operación.

Leer esta descripción académica de las competencias red produce vértigo. Pareciera que ser una persona bien preparada para trabaja y vivir en la sociedad en red es heroico. Veamos un ejemplo de lo difícil que es encontrar en una única persona, algunas de las competencias enunciadas.

¿Cómo es posible conjugar la visión sistémica red, la simplificación de la operación y control de la atención? Analizando estas tres competencias, se ve que cada una de ellas tiene un par paradójico: la visión sistémica se aplica con la fragmentación del todo en partes; simplificar la operación con acierto requiere mantener el sentido estratégico; el control de la atención solo es efectivo si no me hace perder de vista el conjunto del entorno en el que me desenvuelvo, habitualmente complejo. También parece que cada una de ellas alude a un perfil personal diferente: el creativo frente al operativo, la relación frente a la concentración, la multiplicidad frente a la focalización. Sin embargo, a la vez, se percibe que ninguna de ellas es posible sin las otras dos.

Bueno, pues la teoría que sostengo es que, efectivamente, es casi imposible alcanzar ese perfil competencial y, quizás por ello, vemos unos niveles de estrés creciente y una productividad menguante.

Además, parece claro que no estamos ante un desafío individual, sino grupal y organizativo. No basta con que una persona tenga (o intente tener) esas competencias. Si su grupo de trabajo o su empresa no tiene un nivel alto de esas competencias, las batallas por la armonía y la productividad están perdidas. El desafío individual es solo el primer tramo del camino a recorrer para generar entornos productivos y armónicos. Si nos imaginamos a una empresa con 200 personas que tienen que trabajar en red, salta a la vista que la visión estratégica, la cultura y los valores compartidos; así como una buena estructura organizativa, de procesos y de recursos bien dimensionados, son indispensables para que el conjunto funcione. No basta ser un grupo de buenos malabaristas, bailarines o gimnastas para ser el Circo del Sol.

Publicaciones recientes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies