Contribuye al empleo de 30 personas sin hogar

 En Accion social

María Aros, Coordinadora de Proyectos de la Fundación Personas y Empresas

Cuando desde la mirada de la función de Recuros Humanos analizamos las causas que dificultan la integración laboral, el empleo, del “colectivo” de personas sin hogar, hay una de la que no sentimos especialmente responsables: la temporalidad y precariedad de la contratación.

Según las entidades especializadas, los prejuicios que suelen sesgar nuestra percepción sobre este colectivo, responden a que la realidad de las personas sin hogar es una de las más desconocidas por las ciudadanía, los medios de comunicación y las empresas. También aseguran que el desconocimiento y estos tópicos y prejuicios generan culpa, vergüenza o aislamiento en las personas sin hogar que lo padecen.

Sin embargo, dentro del fenómeno muticausal que es el sinhogarismo, en aquellos casos en los que la escasez de recursos es la causa principal, el empleo estable constituye un cimiento importante para la reconstrucción de la ciudadanía plena de estas personas.

En la Fundación Personas y Empresas pensamos que las personas que están en las empresas tienen mucho que aportar a las personas que quieren estar dentro las empresas. Además, si estas personas tienen cierta responsabilidad, pueden contribuir a que las personas que están fuera tengan la oportunidad de entrar en las empresas. En torno a estas dos ideas, articulamos nuestra acción social en: la mejora de la empleabilidad y el fomento del empleo de personas vulnerables.

Los ejemplos son sencillos:

Cuando un profesional de recursos humanos apoya con su experiencia y conocimiento del mundo de la empresa a una persona menos familiarizada con este entorno, está contribuyendo a mejorar su empleabilidad.
Cuando un responsable de recursos humanos influye para que en el reclutamiento y selección se tengan en cuenta a colectivos diversos, está contribuyendo al fomento del empleo de personas vulnerables.
Cuando la empresa integra en su plantilla a una persona vulnerable válida para el puesto para el que ha sido contratada, está integrando la acción social en la propia empresa.

No es habitual, cuando abordamos la problemática de las personas sin hogar, pensar en qué podemos hacer desde recursos humanos para reducirla. Más habitual suele ser pensar en repartir caldo caliente en las noches de frío o servir una cena digna la noche previa a Navidad.
Y es que cuando pensamos en lo que no solemos pensar, innovamos. Y cuando además lo hacemos pensando en la sociedad, no sólo innovamos sino que generamos innovación social.

En este sentido, podemos decir que arrancamos 2016 con un proyecto de innovación social desde recursos humanos. Lo que seguro queremos decir es que arrancamos 2016 con un proyecto en el que 30 personas sin hogar tras haber superado positivamente el «diagnóstico de empleabilidad» accederán a:

1. Formación en habilidades y competencias para el empleo, herramientas para la búsqueda y cultura del trabajo.

2. Acompañamiento individual en la búsqueda y mantenimiento del empleo.

Arrancamos el proyecto con el objetivo de que estas treinta personas accedan y se mantengan en el empleo. Si tienes interés en apoyarles ya sea como voluntario, a través de alguna oportunidad laboral o de alguna otra manera, estaremos encantados de contar con tu colaboración. Contáctanos en maros@fundacionpersonasyempresas.org

 

María Aros, Coordinadora de Proyectos de la Fundación Personas y Empresas

Recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para mayor información revise nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies