Diversidad Cultural y Empresa

 En Accion social

Hortensia Mañas, Directora de Marketing de Auren Blc.

Globalización y Diversificación cultural son conceptos habituales y realidades en las que nos movemos desde hace años y  que están imponiendo a las empresas  el desarrollo de estrategias de adaptación para establecer normas y valores nuevos incorporando iniciativas que afecten positivamente los resultados de los negocios y el clima laboral dentro. No solo hay un movimiento en los mercados internacionales, sino una gran diversidad cultural en las plantillas de las empresas. 

 

Hay que superar la idea de tolerancia, que básicamente significa respeto hacia ideas, creencias o prácticas diferentes,  para ir más allá. Entre las distinciones que se utilizan en Coaching, el término más adecuado para la actitud en esta nueva etapa sería la Aceptación, con todo lo que esto significa. La tolerancia, según Maturana,  tiene una connotación de indulgencia, pues permito algo que no apruebo. Sin embargo, la aceptación implica el reconocimiento de la misma legitimidad en el otro, aunque nos cueste entender y no podamos compartir cómo actúa, piensa o siente.

Con todas las dificultades que supone, los responsables de Recursos Humanos de las Empresas tienen que enfocar sus esfuerzos en lograr que la diversidad forme parte de su estrategia organizativa. 

En este marco surgen nuevos retos para esta sociedad tan diversa e internacional, con plantillas de personas de diferente origen cultural, con nuevos proyectos de internacionalización de mercados tan diferentes en las maneras de hacer de negocios y de relaciones sociales. ¿Cómo integrar esta diversidad en la estrategia organizativa de la empresa? ¿qué factores tener en cuenta en la expansión internacional? Estamos ante el desarrollo de una nueva línea vinculada a la responsabilidad social y a la gestión de la igualdad. Por otro lado, una fuerza de trabajo representativa facilita llegar a un mercado intercultural. 

La gestión de la diversidad no es un herramienta, sino un esfuerzo de adaptación de las empresas a su medio social. Su evolución responde a la evolución de la sociedad, con todas las diferencias culturales que implica.

Y en este punto la comunicación y el aprendizaje son factores fundamentales. Permiten crear un sentimiento de comunidad ya que facilitan la identificación de las personas con valores y creencias compartidas. De aquí llegamos al compromiso racional, al engagement, al querer estar en la empresa y compartir con orgullo sus valores.

En una empresa con diversidad, las personas traen a su lugar de trabajo conocimientos relevantes sobre cómo trabajan, formas distintas de interpretar las mismas realidades, un enfoque diferente para liderar y otras muchas diferencias. Conocer todas estas diferencias supone un deseo de aprendizaje, una actitud de apertura y todo un reto.

La Fundación Personas y Empresas decide este año apostar por contribuir a ampliar conocimientos sobre Diversidad Cultural en sus programas anuales de formación orientada a profesionales y empresas con talleres como los que se indican  a continuación

La interculturalidad y el entorno profesional: Cómo desarrollar actitudes y habilidades eficaces para desenvolverse en un entorno de diversidad cultural

Protocolo social en los Países del Golfo: Cómo desenvolverse con eficacia: El Islam, su cultura. Características culturales de la región. Trabajo y negocios.

Protocolo social en China: China hoy, particularidades del país. Situación y opotunidades del mercado chino. Cuándo ir, qué hacer.

 

Para más información

www.fundacionpersonasyempresas.org

 

 

Publicaciones recientes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para mayor información revise nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
mujer emprendedoraaccionsocial marzo