El deporte de tu vida, o tu vida en el deporte

 En Casos y Cosas
Equipo de redacción.

El deporte es una de las industrias que más dinero mueve en nuestra sociedad y más si nos centramos en los llamados deportes mayoritarios, donde sobre todo se encuentran el fútbol y en los últimos tiempos, gracias a una nueva cantera de deportistas patrios, el automovilismo, motociclismo y el tenis.

Además, es patente, gracias al buen tiempo, esa máxima que ahora prolifera bastante de “la calle es tu gimnasio”, y nuestras aceras se llenan de corredores amateurs cuyo objetivo es superar su marca en la próxima carrera, carreras que llenan los fines de semana de estos amantes del atletismo o de ciclistas que sortean el tráfico de nuestras ciudades para simular dentro de lo posible a nuestros laureados Contador o Indurain. 

Por lo tanto, es lógico pensar que en este mundo hay un nicho que explotar si tienes aptitudes, inquietudes y formación en el ámbito del deporte. 

Las tiendas deportivas están deseosas de contratar amantes de los deportes que además de ofrecer una atención al cliente especializada puedan ofrecer un servicio añadido, como puede ser el ejemplo de Decathlon, que tiene múltiples procesos abiertos para personas que además de entender y practicar un deporte sean capaces de arreglar o poner a punto tu bicicleta, por ejemplo.

También tenemos todos los eventos que se generan alrededor del deporte. Las carreras populares anteriormente mencionadas, masterclass de promoción de los gimnasios o rutas de cicloturismo necesitan de profesionales del marketing y de numerosos empleados que gestionen la logística y ayuden a lanzar el evento antes, durante y después del mismo.

Si nos centramos en la oferta de salud deportiva, nos encontramos un amplio abanico de posibilidades que van desde nutricionista deportivo hasta profesionales de medicinas alternativas (reiki, naturopatía, acupuntura…) cada vez más demandadas en los gimnasios y a nivel particular.

Sin necesidad de irnos a estos extremos, existe también una alta demanda de quiromasajistas, osteópatas y naturópatas que, aunque no son reconocidos como títulos oficiales por el Ministerio de Educación, sí que cuentan con asociaciones profesionales que garantizan un correcto uso de estas técnicas.

Y por último, pero no menos interesante, no se pueden perder de vista las opciones relacionadas directamente con el deporte de tus sueños. Si tus circunstancias no te han permitido destacar en ningún deporte, no tires la toalla y dedícate a enseñárselo a otros. En colegios, gimnasios o instituciones públicas se necesitan profesionales a quienes guste trabajar con niños o adolescentes y sean capaces de trasmitirles su amor por el deporte. Pregunta en el instituto de tu barrio o en esa piscina donde dan cursos de monitor infantil, seguro que puedes tener una oportunidad muy cerca de tu casa.

Y si a pesar de tu pasión, lo que no se te da bien es la puesta en práctica, existen ofertas como la ofrecida por el Sevilla Fútbol Club en la que únicamente buscan “amantes del fútbol y los viajes. Imprescindible ser mayor de edad, simpático, con don de gentes y tener conocimientos de Internet y redes sociales” para acompañar al Club en sus viajes en autobús a los partidos de fuera de casa, controlar la logística del equipo y twitear y subir fotos del viaje. ¿Un trabajo o una pasión?

 

 

Publicaciones recientes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Testimonios resSudamerica