El Geomarketing

 En Sabias que

Hoy tratamos el geomarketing, una disciplina aliada que forma parte del micromarketing, que utiliza la geolocalización para encontrar dónde se encuentran estos grupos target.

La geocalización permite que haya cada vez más conectividad gracias a los dispositivos móviles con internet. Sus usos son tres: el cartográfico (Bing, Google Earth, Google Maps); de interacción (Google Places, Twitter, Layer) y de geocalización social (Foursquare, Yelp, Facebook Places esta última es la vía para llegar al consumidor en tiempo real).

Es importante que la estrategia de geocalización social esté integrada en el Social Media Plan, ya que aporta información muy relevante para la toma de decisiones de negocio apoyadas en la variable espacial. Nacida de la confluencia del marketing y la geografía, el geomarketing, permite analizar la situación de un negocio mediante la localización exacta de los clientes, puntos de venta, sucursales, competencia, etc.; localizándolos sobre un mapa digital o impreso a través de símbolos y colores personalizados. Este «análisis geoespacial» del geomarketing presume de que los comportamientos de compra están relacionados con el lugar donde viven los usuarios y los clientes.

La población residente en una microzona, al tener características más o menos homogéneas, se comporta y actúa de la misma manera, es decir, se le supone un estilo de vida, unas conductas y una clase social similares, por lo que sus actos de compra y el tipo de productos y servicios que precisa son parecidos. Es por tanto un target específico localizado en un mismo lugar y al que se puede acceder comercialmente con acciones y técnicas de alta precisión o de micromarketing, mientras que el geomarketing ofrece una nueva dimensión en los procesos de selección de targets, ya que incorpora la variable espacial a la que se vincula información sociodemográfica, con lo que permite enfoques más específicos al conocimiento del perfil del cliente y las características del mercado en un territorio concreto.

La razón de ser del geomarketing se sustenta en algunas premisas:

1.- Es posible predecir el comportamiento de los consumidores, usuarios o clientes conociendo el lugar donde residen.

2.- Los comportamientos de compra, uso o consumo de los productos o servicios están fuertemente relacionados con la localización geográfica donde viven los consumidores, usuarios y clientes.

3.- Es posible procesar la información disponible sobre la población residente en determinadas zonas o microzonas (“vecindarios”) con el fin de desarrollar tipologías de consumidores, usuarios o clientes útiles para la más eficaz y eficiente gestión del marketing.

4.- La información procesada siguiendo los criterios anteriores, permite diseñar acciones de marketing dirigidas a segmentos, nichos y microzonas de consumidores, usuarios, clientes o prospectos específicos, previamente categorizados.

Publicaciones recientes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para mayor información revise nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
personaspersonas