El voluntariado corporativo y la empresa

 En Accion social

Jose Luis Rodríguez, Fundación Personas y Empresas

Cada vez es mayor la participación de los empleados de las empresas en acciones de voluntariado. Muchos de ellos inician su voluntariado antes de empezar a trabajar en una empresa y para muchos de ellos supone un valor importante que la empresa a la que se une, cuente con prácticas de voluntariado corporativo, mostrando así que el beneficio económico no es su interés único y exclusivo puesto que todos, las empresas y las personas tenemos una responsabilidad ante el mundo y la sociedad en que vivimos, es la responsabilidad social de las personas o la responsabilidad social de las empresas.

Así pues, es muy importante que las empresas articulen prácticas de voluntariado corporativo para desplegar su responsabilidad social y para encontrar una mejor respuesta por parte de los empleados para que se sientan más integrados e implicados en la empresa para la que trabajan.

Las empresas que se planteen incorporar el voluntariado corporativo han de tener en cuenta, pues, los intereses de los empleados que van a participar en ellas. Pero también es importante que las empresas traten de articular las prácticas del voluntariado con la estrategia empresarial y los valores clave que han definido, de manera que el resultado potencie además el compromiso y la reputación corporativa.

¿Podemos encontrar más resultados tanto para los empleados como para la empresa? La respuesta obviamente es afirmativa. Cuando ejercemos acciones solidarias estamos desarrollando competencias que incrementan el acervo personal de los participantes y que se incluyen en el catálogo de competencias corporativas de la empresa, tales como el trabajo en equipo, la visión global, la comunicación,  orientación al cliente externo y/o interno, etc. Por lo tanto, el ejercicio y el desarrollo de esas competencias en la acción solidaria mejora las habilidades del empleado para el desarrollo de su puesto actual o de futuros puestos que asuma en el futuro.

Así pues, cuando una empresa asume y se implica en crear y desarrollar su voluntariado corporativo es importante configurar un conjunto de actividades que tenga en cuenta las necesidades e intereses tanto de la compañía como de los empleados.

 

Jose Luis Rodríguez, Fundación Personas y Empresas

Recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para mayor información revise nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies