Experiencia Empleado Diverso 

 En Desarrollo profesional

Experiencia Empleado Diverso 

Judith Gil, Directora de Diversidad de Blc Consultoría

A los conceptos de diversidad y en concreto de igualdad, tomaron relevancia en España a raíz de la ley orgánica 03/2007 para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, mejor conocida como la Ley de Igualdad, misma que entró en funcionamiento en junio de 2007. A raíz de dicha normativa, muchas organizaciones se pusieron en marcha para analizar cómo se encontraban sus organizaciones con respecto a la Ley y crearon Planes de Igualdad para hacer evolucionar sus ratios y prácticas. Ya hace 11 años desde el comienzo de este gran hito, en el que muchas empresas han optado por ir más allá de la igualdad, incorporando otras prácticas y reflexiones relacionadas con otros tipos de diversidad como puede ser la generacional, funcional, cultural, etc. 

A lo largo de los años se ha ido poniendo en valor la importancia que tiene la diversidad, no solamente para contribuir a una mayor integración y justicia social, sino que para las organizaciones aporta un gran beneficio contar con equipos multidisciplinares, gente de diferentes nacionalidades y preferencias, ya que en una sociedad globalizada y en constante cambio como la que nos ha tocado vivir, es fundamental tomar en cuenta las opiniones y voz de diferentes colectivos para que los productos y servicios que se ofertan se adapten a la diversidad de clientes a las que quieren llegar. 

En concepto de experiencia cliente lleva tiempo permeando los procesos y proyectos organizativos, teniendo en cuenta cada vez más y de forma más precisa las necesidades del colectivo al que se quiere llegar y esta misma filosofía, poco a poco ha ido calando al interior de las organizaciones, preocupándose por brindar a los empleados no solamente una serie de beneficios, cursos y prestaciones que les hagan sentirse orgullosos de formar parte de las empresas, sino de brindarles una experiencia, tal y como a los clientes, en la que sea acompañado a nivel organizativo en aquellos momentos claves de su carrera organizativa. 

A nivel gestión de personas, se ha pasado de ver al empleado como un recurso, un sujeto pasivo del que se busca obtener el mayor rendimiento al menor coste, a considerarle como uno de los mayores tesoros con los que se cuenta en las empresas. Este cambio de perspectiva nos ha hecho preguntarnos acerca de su satisfacción, de su crecimiento y a preocuparnos por su permanencia y niveles de compromiso. Si sumamos a esta evolución el factor diversidad, nos encontramos con una ecuación que consideramos sumamente interesante. 

Desde gestión de personas al igual que desde RSC, se vienen realizando esfuerzos activos por conseguir un mayor impacto y conciencia de la importancia que tiene la diversidad en los procesos de gestión de personas. Pero el problema es que por más esfuerzos activos que se realicen, no siempre es posible conseguir que la diversidad se encuentre un lugar y que se instale de forma orgánica en la cultura de las empresas. 

La perspectiva desde la que no planteamos este abordaje, después de compartir muchas tertulias y conversaciones con diferentes equipos y empresas que trabajan activamente en traer la diversidad a su cultura organizativa, es que debemos de integrar la diversidad en los diferentes procesos que abordamos desde los departamentos de recursos humanos, más concretamente en los equipos de desarrollo de personas. No se trata de crear acciones aisladas y puntuales para crear consciencia sobre algún tipo de diversidad que nos interese potenciar, sino de abordarlo desde una perspectiva más amplia, que realmente involucre a todo el equipo de recursos humanos en la tarea de desarrollar y hacer germinar los conceptos. 

Se trata de crear experiencias para los empleados que tomen en cuenta las diferentes diversidades y necesidades existentes del personal en cada uno de los momentos críticos e importantes para los empleados por un lado, y por el otro, de considerar si lo que queremos es potenciar el desarrollo de algún colectivo con alguna nota de diversidad, de cuidar esa experiencia a la vez que cuidamos de que su entorno favorezca ese desarrollo además de que desde la organización existan políticas y procesos que lo faciliten. 

Creemos entornos y experiencias que favorezcan el desarrollo de la diversidad, involucrando y comprometiendo, no solo a los empleados que queremos desarrollar del mismo, sino a recursos humanos, sus jefes y la organización en líneas generales para que realmente sea una realidad. 

Si tomamos en cuenta estos elementos y articulamos acciones en consecuencia, podremos conseguir seguir evolucionando y contribuyendo a que la igualdad no solo permee nuestras organizaciones y sociedad, sino que forme parte de estas.  

 

Judith Gil

Directora de Diversidad de Blc Consultoría

Recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Jóvenes y empleo: ¿Todas las empresas tienen que ser como google? reskillingpeople analytics