Las Redes Sociales nuestro nuevo aliado

 En Casos y Cosas

Como en todos los ámbitos de nuestra vida, la máxima de “reciclarse o morir” puede aplicarse también, y sobre todo, a la búsqueda de empleo. Hay que adaptarse a los nuevos tiempos y por supuesto a las nuevas tecnologías.

Así que ¿cómo se encuentra trabajo hoy en día?. Depende del área y del sector, pero a nivel general la mayor parte del flujo de ofertas de trabajo las encontramos en la Red. Y no nos referimos sólo a los portales de empleo, sino a las redes sociales y a las aplicaciones web que nos facilitan a golpe de click lo que antiguamente suponía un arduo camino de visitas y entrega de curriculums en mano.

Hay que ser realistas y tener claro que tampoco es fácil encontrar empleo a través de las redes sociales, pero lo que sí que está claro es que son el mejor escaparate donde mostrar lo que somos, lo que sabemos y lo que hemos hecho, en definitiva, nuestra marca personal.

Además, teniendo en cuenta de que el 92% de los reclutadores utilizan las redes sociales y profesionales para investigar a los aspirantes a un trabajo en sus empresas, es fundamental estar en ellas. Pero sobre todo estar de manera activa, correcta y cuidando mucho lo que se pone ya que se va a convertir en tu carta de presentación.

LinkedIn es la mayor red profesional del mundo y la más conocida, pero no es la única. Además de Xing y Viadeo ahora también se puede buscar empleo por las denominadas redes sociales como por ejemplo Facebook o Twitter.

Pero además de estas últimas, y facilitando búsquedas mucho más concretas, se han desarrollado algunas redes sociales que engloban profesionales específicos de sectores concretos y que facilitan el networking en esas áreas. Como por ejemplo “Pleiteando” (red social centrada en el ámbito legal), “BytePR” (red dirigida a los profesionales de la comunicación y el marketing), “Esanum” (enfocada a profesionales de medicina) o “Ticket 2 law” (dirigida a abogados) entre otras.

Centrándonos en las más conocidas, decir que, Facebook cuenta incluso con aplicaciones de empleo propias, Branchout y Glassdoor, que permiten aumentar la red de contactos y compartir opiniones a la vez que se encuentran nuevas oportunidades laborales.

Por otra parte, la propia metodología de uso de Twitter nos puede ayudar a utilizarlo como una potente herramienta de búsqueda de empleo. Sobre todo teniendo en cuenta que cada vez más, las empresas postean sus ofertas de empleo, como por ejemplo Cortefiel.

Twitter tiene un buscador y la forma más sencilla para encontrar empleo a través de esta red es usarlo, escribiendo una consulta tipo “empleo ingeniero” nos dará como resultado todas las personas que han escrito un tweet sobre ese tema, incluyendo ofertas.

Otra opción es el uso de los “hashtags”, que son etiquetas que agrupan tweets alrededor de una palabra clave y que se escriben con una almohadilla delante (#). Se pueden usar hashtags generales como #trabajo, #empleo, #ofertastrabajo, #buscotrabajo o #rrhh, y para filtrar por ciudades se pueden usar hashtags como #madrid o #alicante.

También se puede utilizar el “follow”, que es la acción de seguir a un usuario y suscribirse a sus tweets, de esta manera se puede estar informado de todo lo que publica. En este caso lo importante es localizar a los usuarios que publiquen información que nos interese, en este caso sobre ofertas de empleo. Algunos ejemplos a seguir podrían ser @infoempleo, @buscarempleo_es, @jobssy, @portalparados, @yovijob, @DIRyGE, etc.

Al igual que Facebook, Twitter cuenta también con buscadores de empleo propios como son TwitJobSearch o Tobsy. A los que se suma una serie de aplicaciones diseñadas para realizar determinadas acciones de forma automática. Claros ejemplos son Twilert o Tweetbeep o algunas de portales de empleo conocidos como Infoempleo que ha desarrollado la aplicación Tuiempleo.

Pero antes de lanzarse al excitante mundo de la búsqueda de empleo en las redes sociales conviene tener en cuenta una serie de puntos que hay que cuidar:

  • Revisar los perfiles en Facebook y Twitter. Comprobar que tipo de información se ha incluido y el diseño gráfico del perfil.
  • Establecer las opciones de privacidad en facebook para evitar que se pueda ver todo lo que se publica, ya que puede haber algún comentario o fotografía que no es adecuada para que la vea un reclutador.
  • Mostrar coherencia, procurar decir lo mismo sobre uno en las diferentes redes y que sea cierto. Ya que las empresas usan lo que en los países anglosajones llaman background check, que no es más que una búsqueda de nuestro nombre en Google y Facebook y comprueban los datos aportados en todos los resultados de búsqueda.
  • Contactar con las personas y empresas que creas que te pueden interesar en tu búsqueda de empleo.
  • Y por supuesto no te olvides del mundo “real”. Las redes sociales son una buena herramienta pero a la hora de relacionarse hacerlo en persona sigue teniendo mucho peso. Trabaja tu networking.
Publicaciones recientes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para mayor información revise nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
op 1low cost