Para contratar a profesionales de más de 45 años

 En 5 claves para
Equipo de redacción

 

Las evidentes dificultades del mercado laboral hacen que estos profesionales sean especialmente conscientes de la necesidad de emplearse a fondo cuando surge la oportunidad de incorporarse a un puesto de trabajo. Por ello se ven en la necesidad de esforzarse en poner en valor y demostrar sus principales virtudes profesionales; experiencia y conocimiento. También valoran mucho esas oportunidades laborales, porque son difíciles de conseguir y eso les predispone a la lealtad para con la empresa con la que retoman su actividad laboral. Si además existe una buena sintonía entre los valores del trabajador y de la empresa, es esperable un vínculo duradero entre ambos, al estar menos predispuestos a la rotación y a cambiar de trabajo.

La perspectiva y visión de las tareas, contextos, relaciones y proyectos, que un profesional experto posee vinculadas a su madurez laboral, aportan un valor apreciado por las organizaciones. El conocimiento acumulado puede ser capitalizado a favor de la empresa y esto es algo que un profesional de menor experiencia y edad, difícilmente podría aportar. Incluso, si el perfil profesional se ajusta bien a las demandas del puesto, el período de adaptación se acorta.

Ciertas competencias y habilidades alcanzan su mayor nivel cuando la persona posee una madurez profesional consolidada. Este alto desempeño viene de la mano del control emocional y de unas competencias comunicacionales plenamente desarrolladas, aspectos ambos que con más probabilidad posee un profesional mayor de 45 años que otro menos experto. Esto es una ventaja a la hora, por ejemplo, de negociar, de tomar decisiones o de solucionar situaciones difíciles, o transmitir conocimiento a los profesionales más jóvenes.

A lo largo de su larga carrera laboral, estos profesionales han creado una red de contactos vinculada a su sector o sectores de procedencia y a su ámbito de actividad. Estas relaciones duraderas pueden impulsar el desempeño de sus responsabilidades, y a acceder a información rica y útil a integrar en sus acciones laborales, así como tener un conocimiento y visión de mercado amplia obtenida a través de las mismas.

Por regla general, la propia realidad de la situación del mercado, lleva a estos profesionales a sentirse más motivados por su afán de retomar su ejercicio profesional y por sentirse activos laboral e intelectualmente, más que por aspirar a elevados ingresos. De modo que la empresa se asegura alto rendimiento con costes moderados. Además, las empresas son bonificadas por la Seguridad Social con beneficios fiscales.

Podríamos seguir, pero entendemos que estos son los principales motivos por los que la contratación de un profesional de más de 45 años es una decisión práctica, lógica y conveniente para una empresa.

 

Publicaciones recientes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
5 razones julio5 razones marzo