¿Por qué lo llaman Networking cuando quieren decir Red de Contactos?

 En Yacimiento de empleo

El networking ha cobrado mucho protagonismo en los últimos años, una de las principales razones ha sido la  crisis, ya que se ha visto especialmente necesario para las personas que se encuentran realizando una transición profesional.  Hoy por hoy, este concepto se ha convertido en un ámbito cotidiano, necesario y en muchas ocasiones indispensable para potenciar nuestra carrera profesional, según el momento y fase en la que nos encontremos.

Comúnmente asociamos el termino networking a dos grandes ámbitos, por un lado al uso de las redes profesionales como linkedin y por otro, a nuestra gran red relacional o red de contactos.

Para algunas personas el hacer crecer su capital relacional, es algo ya cotidiano, sencillo, pero otras muchas se plantean dudas, miedos, se ven casi forzadas en su actividad profesional ya sea porque por temas de agenda no llegan o porque están en la búsqueda de otra oportunidad laboral.

En este artículo encontraras algunas pautas para hacer de esta actividad algo más cotidiano y sencillo pero a su vez efectivo.

Encontrar el  Enfoque ¿Para qué quiero ampliar y mantener mi red de contactos?

Hemos escuchado con mucha frecuencia la frase “trabaja tu red de contactos, acude a eventos, tómate café con uno y con otro”. Es verdad, que todo esto forma parte de la actividad del networking pero corremos el riesgo de saturar la agenda sin un objetivo claro o sin saber  a qué puerto llegaremos. Con mucha frecuencia asistimos a eventos, provocamos reuniones, supuestos encuentros informales, sin un claro propósito, sin tener claro el porqué se está ahí dejándolos a la improvisación y al “a ver que surge”.

Para trabajar nuestra red de contactos con éxito o de manera eficiente, en necesario clarificar nuestro objetivo.

Trabajar nuestra red de contactos, tiene una gran parte de profesionalidad que implica incorporar una visión, un plan y un seguimiento.

Realízate algunas preguntas como ¿cuál es mi necesidad? ¿para que necesito trabajar mi red de contactos? ¿qué quiero obtener o conseguir?, las respuestas pueden ser varias,  oportunidades de mercado, incrementar mi cartera de clientes, conocer tendencias de mi actividad sectorial / funcional…

Tener un objetivo sobre qué quiero conseguir y para que quiero trabajar mi red de contactos, nos dará la pauta para saber dirigir  nuestro esfuerzos sociales entre los que podemos encontrar dos tipos de objetivos, por un lado mantenimiento de mi red actual como propósito de evolución y por otro,  incrementar mi red con respecto a mi propósito profesional de cambio.

Estos dos tipos de objetivos nos pueden ayudar a diferenciar las acciones a llevar a cabo. En un objetivo de mantenimiento, el enfoque será identificar a las personas de tu red que te interesa mantener y dar un seguimiento; generar un hábito es ideal para dinamizarlo de manera sistemática, aspecto del cual hablaremos mas tarde.

Y en un objetivo de evolución el enfoque es trabajar mi red y a su vez, conocer a nuevas personas sobre un objetivo concreto que puede ir cambiando o nutriéndose según se vaya avanzando.

Define una estrategia, elabora un plan, establece metas: ¿con quién quieres tener conversaciones y sobre qué?

A partir de nuestro objetivo elaboraremos un plan que dirigirá nuestra actividad. En este plan debernos identificar a personas target o perfiles tipo que nos vendrá bien conocer y que nos ayudaran a lograr el objetivo planteado.  En este punto corremos el riesgo, como lo hemos visto en muchas ocasiones, de perdernos en la inmensidad de los contactos, para ello sugerimos acotar. Trabajar el plan 10, es decir, diez personas target a las cuales nos interesa conocer, o 20 personas de nuestra red actual que daremos seguimiento a lo largo del mes.

Como todo plan que se precie, idealmente deberemos identificar los escenarios donde poder conocer a nuestras personas target, o sino a través de quien podremos conocerlas. Para ello  es interesante realizar una investigación para saber a dónde tenemos que acudir o a quién tenemos que contactar.

A su vez, y para que esto suceda, deberá estar planificado en nuestra agenda, establecer hitos semanales  nos ayuda a comprometernos en su realización. Esto nos dará dinamismo y sentido de evolución, con la flexibilidad necesaria.

Preparación, trabaja tu mensaje y potencia tu impacto en comunicación.

Dejar los encuentros con contactos al azar o a lo que surja es una alternativa, no la más efectiva, pero una alternativa, aún así lo más importante es prepararnos antes de todo encuentro, tener claro nuestro mensaje y lo que queremos trasmitir y resultar lo más “espontáneo” posible evitando la improvisación.

Preparar el encuentro nos aporta seguridad, nos ayuda a clarificar el enfoque, a afinar el mensaje que queremos trasladar, nos ayuda a agudizar el ingenio para elaborar preguntas que nos permitan obtener el tipo de información que necesitamos o nos vendría bien conocer para seguir madurando o evolucionando lo que se tiene.

Antes de nuestros encuentros  es importante investigar para estar al día sobre nuestro contacto, su negocio, su actividad, su empresa y establecer las preguntas que le voy a formular, las  temáticas sobre las que quiero hablar y sobre todo cuáles son sus áreas de interés a partir de la cuales daré el seguimiento.

Tan importante es preparar el encuentro y llevarlo a cabo, como registrar y valorar cómo fue el encuentro; esto es esencial para dar seguimiento a la información, a los compromisos que adquirimos y a nuestro contacto en un espacio temporal para volverlo a contactar.

La presión de hacerlo bien, diluir el miedo

Cuanto más preparados estemos al acudir a un evento, a una comida, café o desayuno, mayor seguridad tendremos para abordarlo.

Al fin y al cabo se trata de tener conversaciones con personas que pueden ser de nuestro interés, y hablaremos sobre temáticas que nos interesan profundizar o conocer. Acudir a estos encuentros con una perspectiva de aprendizaje, de descubrir lo que la otra persona me puede aportar, nos permite ir más ligeros de exigencias y más cargados de interés por descubrir.

Escucha más y habla menos

Otra percepción al acudir a un evento o una comida es tener la presión de hablar y lograr la venta, la posición, o hablar y hablar.

Pero hay que tener en cuenta que para realizar un mejor Networking lo importante es la escucha activa, realizar preguntas de interés real sobre la otra persona, identificar cuáles son los focos de interés,  motivación de la otra persona, etc. Esta es la información que es importante cuidar y registrar, sobre ella realizaremos el seguimiento para pode establecer puentes comunes de conversación futura.

Es un error querer tomar todo el protagonismo, y vender o que te hagan una oferta en un evento. En estas circunstancias es mejor ocuparse de trasladar tu mensaje clave, el foco debe estar en el otro.

Practicar y practicar: Genera nuevos hábitos 

Trabajar sobre tu red de contactos es cuestión de practicar y ponerse, cuanto más se practique mayor familiaridad y soltura se va generando al respecto, además de beneficiarse del fruto de la actividad en sí misma.

Si nos planteamos potenciar o mantener nuestra red de contactos,  una excelente idea es generar nuevos hábitos cotidianos que nos permitan sistematizarlas. Aspectos como plantearse acciones semanales especificas viables y claramente compatibles con nuestra actividad cotidiana, como por ejemplo, diez  llamadas y/o correos de mi red actual o los miércoles quedar a comer con personas distintas, o los jueves de after work, o plantearse una vez al mes acudir a un evento de temática diversa a la tuya para conocer personas distintas,…

Con organización, planificación sistemática, enfoque y sobre todo con una visión clara de hacia donde quiero evolucionar nos será mucho más sencillo trabajar y cuidar nuestra red de contactos sacándolo el beneficio que nos habíamos puesto como objetivo.

Si no sabes cómo o por dónde comenzar nosotros te proponemos este curso para que elabores tu propio plan de networking y lo pongas en marcha de forma eficaz.

 

Recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
yacimientos marzo