¿Preparados para el mercado laboral del futuro?

 En Casos y Cosas

¿Cuáles son las profesiones del futuro? Es difícil sacar la bola de cristal y adivinarlo, pero sí que pueden identificarse ciertas tendencias. No obstante, la cuestión está ya empezando a dejar a ser cuáles para pasar a ser cómo especializarse en ellas.

Hay que dejar atrás la crisis y pensar en el futuro y en la forma de volver a crecer sin abandonar en ningún caso la senda del crecimiento sostenible. Y pensar en futuro es pensar en innovación y en cambio. En cambio de sistemas, de estructuras y de procedimientos. En un cambio global en un mundo interconectado.

Es más que probable que áreas como la nanotecnología, el medioambiente, la inteligencia artificial, los servicios personales o las tecnologías de la información sigan proliferando, pero cobrarán nuevas formas y, sobre todo, se trabajarán en paralelo en busca de sinergias. Así, nacerán profesiones como la de nanomédico, combinando la robótica con la medicina, organizador virtual especialista en administración del tiempo y asesoramiento personal, cirujano de aumento de memoria y fabricante de partes del cuerpo ambos con conocimientos de medicina, biotecnología e ingeniería, o Pharmer, mezcla de granjero y farmacéutico. Y estos son sólo algunos ejemplos.

Ante estos cambios, la siguiente cuestión es: ¿cómo conseguir la formación necesaria para adaptarse a esos perfiles? La velocidad de cambio de la sociedad, y más en concreto del mercado laboral, hace que los sistemas educativos tradicionales no sigan el ritmo de actualidad. De ahí la proliferación de espacios de intercambio del conocimiento o cursos masivos on-line donde especialistas de distintas áreas, tanto del ámbito docente como del empresarial, ofrecen píldoras formativas que permiten una actualización y especialización del conocimiento mucho más rápida que cualquier otro sistema.

Su mayor ventaja, es su capacidad de adaptación al mercado. Simplemente curioseando en sitios como www.coursera.org o www.udemy.com se pueden encontrar cursos especializados en inteligencia artificial, en ingeniería de sistemas o en áreas relacionadas con la asistencia personal. Todo tiene cabida. Además, el conocimiento no tiene barreras por lo que la posibilidad de hallar sinergias, ideas o nichos de mercado a nivel internacional, intercultural e incluso de desarrollo conjunto de proyectos es incalculable. Sin duda, una herramienta que puede ser clave para los emprendedores, para la gente inquieta y, sobre todo, mediante un buen análisis, para captar tendencias.

Y una clara muestra de la relevancia que va ganando este tipo de conocimiento compartido es que son ya muchas las universidades que ofrecen este tipo de formación siguiendo los pasos de la pionera Edx, plataforma creada por la Universidad de Harvard y el MIT.

La tendencia está clara. Los perfiles demandados por el mercado están cambiando y los sistemas formativos, también. El proceso de adaptación puede ser lento, pero progresivamente el mercado valorará más las habilidades que los títulos, el reciclaje de conocimientos más que una vida de estudio y el reinventarse día a día será una de las claves para mantenerse como líder. No obstante, no hay que olvidar que todo sistema de conocimiento requiere una base, de modo que estos cursos se convertirán en un complemento formativo tendente a la especialización en cada área, y para participar en muchos de ellos se requerirán ciertos conocimientos o aptitudes previas.

En definitiva, estamos en una era llena de oportunidades por explorar y explotar. Aquí te dejamos sólo algunas pistas pero, ¿te atreves a innovar?

Publicaciones recientes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para mayor información revise nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
el-cosmonauta