Programas de Recolocación: un espacio y tiempo para crear

 En ¿Y si...?

Uno de los principales retos a los que nos enfrentamos con mayor frecuencia en nuestros programas de recolocación es, sin duda, devolver la confianza y la autoestima a las personas tras el proceso de desvinculación. Las organizaciones que cuidan la comunicación e invierten tiempo y cuidado en la forma de gestionar los procesos de salida, mitigan el duro impacto que tal noticia tiene sobre la persona y, por ende, en su autoconfianza.

Identificar opciones profesionales viables y realistas para las personas no es una tarea fácil, aunque sí apasionante. La labor del Coach se centra en el trabajo emocional para devolver la ilusión al candidato en una nueva opción profesional y recuperar su confianza en la capacidad de ejecución y el sentido de utilidad o contribución, acciones claves que todos nuestros programas de recolocación contemplan y trabajan.

Normalmente la primera opción a plantearse por la persona, es intentar replicar en el próximo empleo el pasado profesional, y es buena opción, siempre y cuando se quiera y haya cabida en el mercado. El problema surge cuando el tema se enquista y se sigue persiguiendo esta opción, no queriendo ver, o posiblemente no queriendo aceptar la realidad: ese puesto o sector está agotado en el mercado. Seguir insistiendo es una fuente de frustración y desánimo que conduce a entrar en una noria de la cual posiblemente no hay salida. Aferrarnos a nuestro pasado profesional como la única opción para abordar el futuro puede ser un camino limitante. Del pasado hay que recoger las experiencias, los aprendizajes, las habilidades y conocimientos adquiridos, y a partir de ellos  comenzar a reflexionar y visualizar qué se puede aportar y construir para buscar nuevas oportunidades. Esto implica salir de nuestra zona de confort y ampliar nuestra zona de aprendizaje.

La maravilla del ser humano, entre muchas otras cosas, es su capacidad de aprendizaje, innovación y capacidad creativa. Ayudar a un candidato a identificar sus talentos, otorgarles un valor y  ponerlos al servicio de una nueva opción profesional es un primer paso para lograr la reinvención de la persona. La sostenibilidad del nuevo proyecto profesional se comienza a construir a partir de la visión y proyección que tenga la persona de sí misma y de la utilidad que proyecte de sus talentos. Son fundamentales para lograr este proceso y llevarlo a buen término, grandes dosis de voluntad e ilusión para luchar por lo que se quiere. Esto  llevará a veces a ir contra corriente, sortear dificultades en el camino, enfrentarse a nuevos aprendizajes o incluso desaprender del pasado, ya que sin duda se necesita esfuerzo y tenacidad para conseguir lo que se quiere. 

way2

Un programa de Recolocación debe brindar un espacio y tiempo para crear. Facilitar al candidato realizar una introspección de sí mismo, acompañarlo en su proceso para reconocer sus talentos y visualizar el proyecto deseado. Se trata de ayudar a la persona a conseguir una “fotografía” real y viable de su perfil y proyecto, y no sólo concebirlo como un servicio dispensador de ofertas que en muchas ocasiones no se ajustan a lo que es y quiere la persona, o  bien asociarlo a un grupo de cursillos grupales puesto que desde la colectividad no se consigue la individualidad.

Los planes de recolocación deben ir más allá. Deben ser un espacio transformador, real, viable y realista donde puedan ponerse sobre la mesa de forma comparativa la  potencialidad de la persona, las necesidades del mercado, formación que acompañe este proceso y la ruta para poder incorporar a la persona al mercado laboral.

Desde estas líneas agradecemos a muchos de nuestros participantes que nos han permitido constatar todo lo expuesto. Un claro ejemplo es la historia de Susana, arquitecto y madre de tres niños pequeños que salió de su antigua empresa por un ERE y que creyó y quiso dar un nuevo enfoque a su profesión, orientándola hacia la edificación sostenible. Se formó para ello y, en contra de las expectativas y exigencias familiares de seguir buscando en lo que venía realizando, concibió un nuevo enfoque a su actividad generando una nueva gama de servicios, creó su nueva página web, y logró poner en valor su idea pese a todo y todos. Ahora está gestionando múltiples proyectos.

Esta historia es sólo una más de las que vais a poder a ver en nuestra página web próximamente. Y es que en Reskilling creemos en las personas, y son las personas las que avalan nuestra función con sus opiniones. Queremos agradecer por anticipado a todos ellos que nos hayan autorizado a publicar sus respectivos casos porque son ellos, sois vosotros, los que motiváis a Reskilling a seguir adelante cada día con más fuerza. 

 

Publicaciones recientes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para mayor información revise nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
limites2013